Diferencias en la amígdala en pacientes con TEA

La amígdala juega un papel esencial en la regulación de las emociones y la interacción social. Investigaciones realizadas con resonancia magnética estructural demuestran que su tamaño aumenta un 40% desde la adolescencia en pacientes sanos. En los diferentes estudios realizados, pueden observarse alteraciones del crecimiento de esta estructura en niños diagnosticados con TEA desde los 2 años de edad. Además, muestran una activación atípica de la amígdala durante la realización de tareas sociales.

Número de neuronas en la amígdala

Los primeros estudios detectaron una reducción del número de neuronas en la amígdala de los pacientes con TEA. Investigaciones posteriores revelan que, en personas sanas, el número de neuronas en la amígdala se incrementa gradualmente desde la infancia hasta la adultez. Sin embargo, este patrón es diferente en personas con TEA. En estos pacientes, el número de neuronas en la amígdala es mayor en la infancia, incluso comparado con niños que no presentan ningún trastorno del neurodesarrollo. En cambio, el número de neuronas va disminuyendo a medida que crecen.

Maduración neuronal

Otro descubrimiento fue que, en personas que no presentaban ningún trastorno del neurodesarrollo, el número de neuronas inmaduras existente en la amígdala disminuía a medida que el número de neuronas maduras aumentaba. No obstante, esto no ocurre en personas con TEA. En su amígdala, el número de neuronas inmaduras disminuye pero no se observa un incremento de neuronas maduras.

Amígdala y cognición social

La amígdala es una estructura cerebral implicada en la regulación de las emociones y cómo éstas influyen en nuestra conducta. La maduración de esta estructura influye en la modulación de las respuestas ante los diferentes entornos y contextos en los que nos desarrollamos. La variabilidad del número de neuronas en la amígdala podría influir en su funcionamiento. Por consiguiente, esta variación se podría ver  reflejada en la conducta social y los estados emocionales.

Ana Gloria,  Neuropsicóloga de ineuro®



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.