Mejorar el equilibrio y la marcha en EM gracias a la Realidad Virtual

Como todos sabemos, la Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad desmielinizante del Sistema Nervioso Central. Además de todas las consecuencias que conlleva, aproximadamente el 80% de los pacientes presentan alteraciones del equilibrio y la marcha. Dadas las diferencias entre pacientes, no todos presentan las mismas dificultades. Sin embargo, estos déficits son más marcados cuanto más marcada es la alteración piramidal.

Esta clase de problemas son más graves en las formas progresivas que en las intermitentes-recurrentes. Además, puede aparecer desde el inicio de la enfermedad, lo que hace que haya que realizar un tratamiento eficaz. Aparecen 3 anormalidades en el control del equilibrio:

  • Dificultades para mantener la bipedestación.
  • Limitación en los límites de estabilidad de la persona.
  • Mayor lentitud al realizar movimientos de alcance.

En este sentido, la Realidad Virtual (RV) ha supuesto un importante cambio a la hora de tratar estos problemas. Así, se pueden controlar los estímulos que se proporcionan al paciente, su intensidad y su dificultad.

Efectos del tratamiento sobre equilibrio y marcha

En esta revisión se hizo una comparativa de los efectos entre tratamientos. Al tratar el equilibrio de forma tradicional versus realidad virtual se vio que no había diferencias estadísticamente significativas entre ellos. Aún así, ambas eran efectivas. Por otro lado, la realidad virtual proporcionaba una mejora más evidente según los estudios analizados.

Con respecto a la marcha, no se vieron mejoras estadísticamente significativas utilizando realidad virtual. Por lo tanto, los efectos de la RV sobre la marcha serían similares a los de otros tratamientos.

Como conclusión, cabe mencionar las ventajas que presenta la RV. Aunque parece tener una eficacia similar a los tratamientos convencionales, tiene menos contraindicaciones. La realidad virtual no da mareos a la persona, ni ocasiona caídas. De este modo, es interesante destacar la importancia de aportar esta técnica como un tratamiento complementario a los ofrecidos por profesionales. No obstante, no hay que olvidar que un profesional debe guiar y supervisar el uso de RV por parte de los pacientes para una mayor eficacia. Una vez más, nos podemos ayudar de los avances tecnológicos para la práctica clínica.

Enlaces

Si quieres acceder al texto completo, haz click aquí.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.