Sobre el daño cerebral y su rehabilitación

Sobre el daño cerebral y su rehabilitación

El concepto daño cerebral no es equívoco, pero cómo se utiliza es, a veces, equívoco. El daño cerebral puede ser adquirido o no adquirido (p. ej., una malformación). Dice la RAE que daño es deterioro, estropicio, perjuicio, destrucción, golpe, lesión, herida, contusión, afección, detrimento, dolencia, menoscabo, trastorno, mal, avería, percance, rotura”.

Del daño que se suele hablar es del adqurido y, en este caso, hay que hacer distinción entre sobrevenido y no sobrevenido.

En el artículo de Castellanos et al. (2012), denominado “Daño cerebral sobrevenido: propuesta de definición, criterios diagnósticos y clasificación”, se indica que: “El daño cerebral sobrevenido (DCS) o adquirido es un concepto clínico no bien definido en la literatura médica a pesar de constituir uno de los principales problemas sociosanitarios en nuestro medio. Entre los diferentes procesos neurológicos, las lesiones que inciden sobre el sistema nervioso central de forma aguda o imprevista tienen un carácter especial, dado que suponen para el individuo, en muchos casos, un paso brusco desde una situación de normalidad y de autonomía personal a una situación de deterioro de la salud y dependencia. Estas lesiones pueden provocar déficits físicos y mentales que repercuten en la calidad de vida y la capacidad de relación social de la persona. Las consecuencias alcanzan también al entorno del paciente, especialmente a sus familiares”.

En este mismo artículo, en el que participó nuestro neuropsicólogo Pablo Duque, se indicaba: “La definición propuesta para el DCS por el grupo de trabajo del PIDEX-2 es la siguiente: lesión de cualquier origen que ocurre de forma aguda en el encéfalo, causando en el individuo un deterioro neurológico permanente, que condiciona un menoscabo de su capacidad funcional y de su calidad de vida previas”, y se proponían algunos criterios:

  • La lesión afecta a parte o a la totalidad del encéfalo (cerebro, tronco cerebral y cerebelo).
  • El inicio clínico de la lesión es agudo (se produce en un período de segundos a pocos días).
  • Existe una deficiencia como consecuencia de la lesión, objetivable a través de la exploración clínica o una prueba diagnóstica.
  • Esta deficiencia produce un deterioro del funcionamiento y de la calidad de vida de la persona respecto a la situación previa.
  • Se excluyen las enfermedades hereditarias y degenerativas, así como las lesiones ocurridas en los períodos de gestación y perinatal.

Es importante, pues, diferenciar el daño cerebral adquirido y la subdivisión en sobrevenido (AVC, TCE, etc.) de no sobrevenido (EM, etc.).

ineuro y el daño cerebral

En ineuro diferenciamos (no sólo conceptualmente) el daño cerebral adquirido sobrevenido (DCAs) del daño cerebral adquirido no sobrevenido (DCAns) y los abordamos de maneras totalmente diferentes por la cualidad del propio cuadro clínico y los objetivos a poner.

Las unidades de daño cerebral en ineuro

En ineuro tenemos dos unidades específicas de Atención al Daño Cerebral.

En primer lugar una Unidad de Daño Cerebral Sobrevenido (DCAs). En esta unidad abordamos pacientes que presentan, principalmente, cuadros de las siguientes etiologías: Traumatismo craneoencefálico, Encefalopatías por agentes físicos, Enfermedades infecciosas (p. ej., Encefalitis Herpética), ictus isquémico o hemorrágico, Encefalopatía anóxixa, Enfermedades inflamatorias autoinmunes o brote agudo de una EM o una Encefalomielitis aguda diseminada.

En segundo lugar, la Unidad de Daño Cerebral Adquirido no Sobrevenido (DCAns). En esta unidad abordamos pacientes con trastornos del movimiento (Parkinson, PSP, DCB, etc.), trastornos desmielinizantes (p. ej., EM), enfermedades neuromusculares (AME, Duchenne, etc.) y un largo etcétera.

Nuestros lugares de tratamiento

Nuestra sede central está en Gines y consta de 3 plantas íntegramente dedicadas a pacientes neurológicos. La planta alta está dedicada a nuestra Unidad Pediátrica, la planta intermedia a pacientes adultos y la planta inferior es una planta que integra nuestros abordajes robóticos y otros.

Nuestras otras sedes (ineuro Nervión e ineuro Pilas) están también a disposición de nuestros usuarios.



Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ineuro