Científicos crean un interfaz para compartir carga cognitiva

Científicos europeos han elaborado un interfaz que permite compartir información cognitiva entre dos personas. Como la tecnología avanza rápidamente, cada vez vemos que los ordenadores pueden realizar más actividades. Es por esto que podemos utilizarlos cada vez para nuevas tareas.

Existe un interfaz Cerebro-Ordenador (BCI) es una técnica multidisciplinar que combina neurociencia, ingeniería y física. Está basado en el mecanismo por el cual la actividad cerebral eléctrica o magnética se transforma en “comandos de ordenador”. La idea es que este mecanismo pueda utilizarse para prótesis, exoesqueletos o robots. Asimismo, podría utilizarse para potenciar capacidades humanas, como velocidad de procesamiento o atención.

interfazEn este caso, científicos han desarrollado una actividad en la que, con ayuda de un ordenador, se transmite información. De este modo, podría transmitirse información entre dos personas, con un interfaz Cerebro-Cerebro (BBI). Esta innovadora técnica podría mejorar sustancialmente la ejecución de tareas colectivas. Para ello, se realizaron tareas conjuntas de percepción. Utilizaron tareas que podían ser ambiguas, de manera que podría haber más confusión (ver imagen A).

Al presentar los estímulos a dos personas a la vez, la probabilidad de que coincidieran era baja. Sin embargo, los autores utilizaron el BBI para comprobar si bajaba esa discordancia. Haciendo mediciones mediante EEG se podía comprobar la actividad cerebral de cada persona en el momento del estímulo. Durante la tarea se establecía un “líder” que transmitía la información al participante emparejado, para comprobar si este respondía de la misma forma que él. Efectivamente, había menor discordancia con el uso de este mecanismo, correspondiente con hasta 20 imágenes.

Aplicaciones futuras del interfaz BBI

Aunque parecen datos sacados de películas de ciencia ficción, lo cierto es que son más reales de lo que pensamos. Las aplicaciones que podría tener este mecanismo son numerosas. Se puede incrementar el rendimiento en tareas con carga cognitiva con la monitorización del BBI. Sin embargo, aún trabajan en que la transmisión de información sea bidireccional. En la actualidad, sólo se puede enviar información de un lugar a otro, pero no viceversa. El BBI puede ayudar a personas a tener mejores interacciones, sobre todo aquellas que requieren mayor atención y alerta. Empezando por tareas que requieren dos personas, se podría ir ampliando a grupos mayores.

Enlace

Si quieres tener acceso al artículo completo, haz click aquí.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.