Papel de la experiencia en el desarrollo de las funciones cognitivas

En la actualidad, los procesos de desarrollo de las funciones cognitivas en adolescentes es de gran interés. Debido a ello, se han realizado muchos estudios acerca de este tema. En la presente revisión, se ahonda sobre la relación que hay entre el desarrollo de funciones cognitivas y la presencia de conductas de riesgo.

Modelos

Los modelos del desarrollo neurológico hasta la fecha, recalcan la importancia de los procesos de recompensa en las funciones ejecutivas. Estos procesos son los principales elicitantes de la búsqueda de sensaciones.  Por ello, las experiencias resultantes de la búsqueda de sensaciones en la adolescencia afectan directamente a la independencia de la persona en la etapa adulta, siendo  cualitativamente diferente.

Por otro lado, los adolescentes, planifican las acciones en función de sus prioridades obviando las consecuencias adversas de sus conductas. Este hecho, influye en los procesos madurativos tanto de los sistemas ejecutivos como de los sistemas dopaminérgicos asociados. También afecta directamente a los sistemas de memoria procedentes del hipocampo. Y de esta manera, el desarrollo del córtex prefrontal, el sistema dopiminérgico mesolímbico y el hipocampo maduran en la adolescencia.

Modelo del desarrollo cognitivo adaptativo basado en las experiencias previas

El desarrollo de la función cognitiva tiene su origen en la capacidad de las personas para integrar las experiencias vividas en las respuestas evocadas.

Lo que propone este modelo, es cuantificar la importancia de las experiencias previas a la edad adulta, las cuales, se encuentran influenciadas por los sistemas de recompensa. En función de la liberación de dopamina, se activa el hipocampo, este fomenta el desarrollo del córtex prefrontal. Todo este proceso, influye en la maduración y las conexiones establecidas entre el córtex prefrontal, el hipocampo y los sistemas domapinérgicos. Influyendo directamente en las conductas que se manifiestan en la edad adulta.

Conclusiones

Las experiencias vitales se relacionan con las asociaciones que se producen entre los sistemas hipocampal y prefrontal. El proceso madurativo que produce esta interacción respalda el efecto de las experiencias en la flexibilidad de la conducta. De esta manera, la capacidad de integrar los sistemas anteriormente mencionados afectan de forma directa a la cognición. se ve reforzada por las experiencias vitales.

 

 

 



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.