Síndrome postpolio

Tras 50 años “los niños de la polio” vuelven a sufrir nuevos síntomas.

Entre los años 1950 y 1964 en España miles de niños se infectaron con el poliovirus, el cual invade el sistema nervioso y puede originar parálisis en cuestión de horas. La sintomatología que origina es fiebre, cansancio, cefalea, vómitos, rigidez del cuello y dolores en los miembros.

En este periodo 200.000 niños fueron vacunados contra este virus privadamente, el resto no recibió la medicación. La vacuna consiguió que los casos se redujeran en un 99%. Con ello se pudo erradicar en algunos países. Pero en algunos de los casos la enfermedad continuó dando lugar a esta segunda etapa denominada Síndrome Postpolio.

Poliomielitis

Se trata de un enfermedad producida por un virus que origina parálisis fláccida asimétrica. Esta parálisis está causada por los 3 serotipos del poliovirus que genera infecciones recurrentes.

En primer lugar, el virus se replica en el tracto intestinal y seguidamente irrumpe en los ganglios linfáticos. Seguidamente, se esparce por todo el organismo siendo captado por el endotelio del hígado, brazo y ganglios linfáticos. Una vez que el virus es neutralizado, se ponen en marcha los anticuerpos específicos. Esta acción produce una infección sin sintomatología asociada. No obstante, en algunos de los casos el virus continua su acción de replicación. Como consecuencia se produce la segunda parte de la enfermedad cuya sintomatología central es la fatiga y la debilidad muscular.

Situación actual

Los afectados piden ayudan al estado para hacer frente a esta enfermedad. Aseguran que se podría haber evitado vacunando a toda la población infectada entre estos años.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.